lunes, 3 de marzo de 2008

Carta a la gestión

"Señores" de las empresas, gerentes, gestores, managers, o sucesivos apelativos a los encargados de gestionar recursos (humanos) , departamentos, áreas, proyectos, etc.... Me dirijo a ustedes con ánimo de expresar descontento porque entiendo que no hay manera alguna ni posibilidad de corrección de la situación.
El caso es que he vivido una situación tragicómica en el trabajo y llevo tiempo observando a qué se deben estas críticas situaciones y colaterales acciones. Pongo en situación....Acabamos de terminar un proyecto para un importante cliente (gran empresa) y el caos se ha apoderado de todo. En primer lugar, un desastre en la reorganización de los puestos de trabajo del equipo que hemos sacado adelante el proyecto. En segundo, falta de iniciativa para proseguir con él. Luego, ocultismo y secretismo para aclarar continuidad de puestos o cambios venideros. Como no voy a extenderme con lo vivido, resumo.
El problema de las empresas no radica en la falta de formación de los curritos o el absentismo laboral o la vagancia de sus empleados desmotivados (desmotivación....¡gran palabra!), el centro del problema se situa en los gestores. Hay una incompetencia que asusta. Tal vez esos que están todavía más arriba también obtienen esa calificación al no darse cuenta de la común cualidad con sus subordinados coordinadores. A ver si comprenden de una vez que es más barato sustituir a esos que se llaman "gerentes" que a los que dirigidos por dichos gerentes, se han implicado en el proyecto y han dedicado horas a lo que saben hacer, y no a lo que no saben hacer como dichos individuos.
En definitiva, creo que la idea ha quedado clara ¿no?. Sólo espero que algún día al ser gestor recuerde mi etapa de "mandao" y acepte las críticas.

Se despide un indeciso laboral.

8 Thinkamientos:

Deborah dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Generalmente se tiende a quitar del medio a los de debajo (gerarquicamente y laboralmente hablando, los curritos) cuando algo va mal que son los que menos culpa tienen de que las cosas no vayan como los bosses pretenden.
En mi caso estamos pasando por un gran bache, los proyectos no se terminan a tiempo, clientes descontentos y clientes que se van a otras empresas... solución: contratar mas comerciales, comprar 2 coches mas de empresa y no aumentar los equipos de trabajo ni la formación de los mismo... que gran idea!!
Suspenso a todos aquellos gerentes, jefes y jefecillos.
Animo!!

Deborah dijo...

He dicho!!
:D

Anónimo dijo...

Un equipo no es nadie sin un buen gerente y un gerente tampoco sin un buen equipo. Tan importante es uno como el otro.

Agusss dijo...

Yo no he puesto a nadie encima del otro, solo he criticado que lo que funciona mal es el gerente normalmente, pero en ningún momento he dicho que sobre. Tienen que funcionar los dos, por supuesto...

Ramón de Mielina dijo...

Yo no creo que normalmente sea el gerente lo que funciona mal... Son equipos y los equipos los forman todos los que trabajan en un proyecto, incluido el gerente. Cada uno tiene su función y sus tareas dentro del equipo. Sí que suele pasar que hay quien tira del carro más que los demás. A veces es el gerente, a veces es otro miembro del equipo. La opinión que se pueda tener del papel de los jefes depende en gran medida de la experiencia personal de cada uno.

:-)

Agusss dijo...

mmmm....¿te suena a mayor responsabilidad mayor sueldo? no me vale el cuento de todos somos un equipo y tiramos por igual, hay gente con más responsabilidades y por tanto, mayor dinerito en cuenta.

Ramón de Mielina dijo...

De acuerdo en que a más sueldo más responsabilidad o así debería ser. Nada que decir a este respecto.

En lo que no estoy de acuerdo es en echar sistemáticamente la culpa a los jefes. No siempre es así. No soy jefe y he sufrido una gran variedad de jefes (desde el más simpático al más cretino, las más diva, estúpida, la eficiente, la gritona, el hijoputa... Un poco de todo). Mi opinión es que hay gente que siempre, por sistema, echa balones fuera y siempre queda bien echar la culpa al jefe (los más tontos son los que están más arriba, cosa que a veces se cumple) o a la jefa (a quién se habrá tirado para llegar ahí, cosa que también es cierta a veces).

:-)

L o L i T a dijo...

Miedo me dais!!! :)
A ver si se mira con perspectiva de negocio, desde mi punto de vista de "administradora de empresas frustrada" en la gran mayoria de ocasiones si una empresa no funciona el problema es básicamente de la gerencia. En el hipotético caso de que el problema fuese el trabajador intermedio o raso...seguiria siendo una deficiencia en la gestión del que se hace llamar jefecillo por no saber motivar, formar y orientar sus recursos. No hay puestos de trabajo tan dificiles ni personas tan incompetentes (salvo excepciones). Si se dedica el esfuerzo necesario a tener un buen equipo, normalmente las cosas funcionan. Olé, ahí queda eso!