viernes, 30 de enero de 2009

Seis (I)

Oscuridad. No había otra manera de describir lo que vió, y también sintió, al abrir los ojos tras aquel largo sueño. En realidad ni siquiera sabía si había estado dando trabajo a su lado onírico del subconsciente, porque no recordaba nada. Unos segundos más tarde cayó en la cuenta de que ese viaje al estudio de Dalí no podía haberse dado pues sus ojos se abrieron a la par y sin un costoso proceso de despertar, sino más bien como escapando de ese algo que los mantenía cerrados. Se incorporó y trató de buscar apoyo.
El primer intento sólo aumentaba el vacío a su alrededor, creando en sus sentidos un extraño desequilibrio y desconcierto. Al menos el suelo seguía ahí. Decidió que debía caminar, pues a lo que sus extremidades alcanzaban era la nada. El paso era duditativo y con las manos por delante. No había mejor modo de evitar sorpresas que la vista no podía evadir. Un paso, dos pasos.....no llegó al tercero.

2 Thinkamientos:

Juank dijo...

tio a ti s t va la cabeza! k t fumas pa escribir to esto? no conocia esta faceta sobre ti!! jejej oye la fotito esa k tienes puesta mola k t cagas. ya m diras como lo has hecho

Debster dijo...

:S